KFPS Royal Friesian

News

Disciplina

06/05/2019

Tal vez fue un poco atrevido pedirle a los miembros su opinión sobre la norma para el porcentaje de yeguas Estrellas Foalbook de 3 años, que anualmente se establece en un 35%. Es algo asi como si el gobierno le pregunta a la población cuál es su opinión sobre el nivel actual de impuestos. ¿Qué podemos hacer si la gran mayoría de los miembros sugieren aumentar el porcentaje de yeguas Estrellas?
Sin embargo, el resultado de las discusiones en las cuatro rondas de “Recorriendo el país” fue que más de dos tercios de los presentes estaban satisfechos con la norma actual. El argumento más importante que se escuchó fue que reducir el estándar de Estrellas se reflejaría en el valor del predicado de Estrella, lo que representaría una inflación, tanto en términos de valor de la raza como en dinero real. Sin embargo, la honestidad nos obliga a decir que, del otro tercio de los presentes, una mayoría absoluta está a favor de ampliar la norma para el predicado Estrella. La preferencia por un porcentaje de Estrellas inferior al 35% fue extremadamente pequeña. Las razones para ampliar la norma eran que más criadores se irían felices a sus casas, lo que a su vez podría impulsar la reproducción.
Esta discusión probablemente toque el corazón de la Política a largo plazo que estará en la agenda de las reuniones regionales. ¿Cuál es, el hecho, o alcance de nuestra ambición? ¿Queremos ser una empresa tipo A o una empresa de tipo B?




Un poco antes, simultáneamente, tuvo lugar una discusión similar entre los colegas de la KWPN, pero con un resultado bastante diferente. Las selecciones más precisas son necesarias en los próximos años. Lo mismo podrá leerse en varias entrevistas con criadores y resúmenes de reuniones. En los últimos años, la KWPN ha favorecido una política de selección más generosa: porcentajes de Estrellas más altos, una política de aprobación más amplia para los sementales, etc. Entonces, ¿por qué ahora deberíamos cambiar esta tendencia reciente? Muy simple, porque hemos empezado a darnos cuenta de que, por ejemplo, los rivales belgas Zangersheide y BWP tienen más éxito. Precisamente porque tienen una selección mucho más nítida en cuanto al rendimiento.
 
A veces, ser un monopolista como la KFPS, es en cierto modo, una posición cómoda para estar. Pero conlleva un gran peligro inherente. Es tan tentador hacer concesiones de calidad en el proceso de selección. Se requiere disciplina para mantener los objetivos de una empresa A, incluso sin competencia.




 Ids Hellinga, Director KFPS